miércoles, 12 de abril de 2017

Mandarin Carroll es una pelota, cree en Dios, poniente, cero, sin anarquía, menos mal que conoció la demencia senil, tanto menos que la esquizofrenia de escuela científica.





La historia de la locura I (parafraseando a Foucault), mientras observa las islas Caimán desde el avión.

Mandarin Carroll

Medellín. La he pisado, he sentido su destino. Implacable. Yo por pinche, Ausencia del destino. La guerra con Corea del Norte. Retrocedo y busco aliados innominados, lo se desde hace 50 años.

No, si es la altura de esta locura, lo que me afecta. Libardo Libardo Libardo, y es un asesino profesional. Oh, Oh. Un apuesto caballero del miedo, no, Uno del cielo.

Zamba equilibrada corazón de León. Entrometido, encapsulado, el encanto está entre drogas menores y drogas mayores. Separaciones, medias nonas, y el disparo insular.

Redacte un suicidio inútil, cuerpo casi de alcapurra boricua. 
Si hay escapes, sucesivas torturas, la imagen para el futuro es un nuevo Campo de concentración convertido en una babel.

De dónde salio esta cosa? El orgullo aprendizaje que se encapsula en Harvard. Fantástico, nada existe. Tu no lo vez, entre persona y persona, solo en la cama.

Un espacio de aire finito. Contradanzas precisas, y el drogo preparado para el aterrizaje. Y que después, entrenamiento militar para todo el mundo.

Perros de dinosaurios princesitas. He mentido, una vez más desde mi nacimiento de la palabra. De dónde es usted, de San Francisco? California? no de por aquí. Que conste que no fue una declaración de amor, dios menor de la India.

Se levanta el adivino, y se le apagó la mecha.
Surge la mujer del harem, sosiego de gatos.

El libro está vendido. Los picaportes son violados. Tus libros no son tan tibios como las novelas. Un poeta cada tres décadas.

Ha mentido, no le queda salida, es tan hermoso el anticristo!













Solo un poeta cada treinta años, quién te lo dijo? 
Uno que es brujo, se juntan para la selección final, veinte o treinta, y solo queda uno, seguro, que otra vez no va hacer póstuma sus publicaciones, pero vive tu poder poético (lo dijo Cortázar a la Pizarnik). Pero es otra cosa, ahora y siempre donde no se produce el vino.

II. 

Historia de ese cero que es el estado nulo del pensamiento; la técnica (un resultado que no es un valor), por eso todos los sentimientos pasan por una criba mohosa, jajaja, te mata la necesidad de ser mejor que el otro, que es el mismo, jajaja.

A cómo el metro cuadrado?

Aquaral, Rionegro.

Historia, dividida en espíritus que resienten de su existencia, obvio la voluntad, ni eso. La facultad de mirarlo todo, pero al huertico del tamaño del teatro de Epidario, su solecito propio. dividida en almas que sin saber perdonan, y otras que crecen con la imagen después de la muerte. Almas a mi, tostadas en infiernos sin lenguajes, digo de solo ver las guevonadas.

Cuando tiende a desaparecer, el otro purgatorio no es para locos, solo para putas y longevos. Venirme a enterar del fracaso de mi socio activo, pasivo en la fresca, con lasos con zetas, quietos unos sobre otros.

Aquí todo el mundo habla igual, y solo un poeta y tres cuartos en este poder, a lo que pueden pasar desapercibidos. Ojo a la carrera en este rally nauseabundo de pascua, portento acabado de palacio imperial para los que crecen en la desierta humanidad.

En Aquaral, hay menos música rockera que antes que invadieran los de la de aplanchar, yo solo con mi otra sonata. 
A Aquaral llegan los tipos y los prototipos, unas de carne y otras de mudos niños de la incomunicación, de los aparatos que lleva, por ejemplo, la modelo que lo tiene en la mano todo el tiempo. No hay posibilidad de hacer el amor, por eso te escupo en la cara dura.

  

14 comentarios:

  1. El poder poético. Estoy pensando

    ResponderEliminar
  2. Solo un poeta cada treinta años, quién te lo dijo?
    Uno que es brujo, se juntan para la selección final, veinte o treinta, y solo queda uno, seguro, que otra vez no va hacer póstuma sus publicaciones, pero vivo su poder poético (lo dijo Cortázar a la Pizarnik). Pero es otra cosa, ahora y siempre donde no se produce el vino.

    ResponderEliminar
  3. De dónde es Mandarín Carroll?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De la estulticia.

      Eliminar
    2. Aparece el primer tarado, el inquisidor envidioso, el copista de marras. El formativo abortecible, el que no fue nadie en sus orígenes.

      Eliminar
  4. Me morí
    Por qué no publicas su historia como alias, si es parado u tal.

    ResponderEliminar
  5. Gajakita feo, hermoso, excelente, cuándo publicas el libro, en Nueva York o en Colombia? En donde ya puedes ocupar el trono vacante, que quedó, en Colombia.

    ResponderEliminar
  6. ai que dibertido!!!!!

    ResponderEliminar
  7. Me contaron que está Gajaka en Medellín con el Animal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el parque de los suicidas presocraticos

      Eliminar
    2. No, no, está es con Ortiz, por favor no confundan.

      Eliminar
  8. Estoy con el Animal
    Con seducción y celos.

    ResponderEliminar
  9. ¡Ajue!, cuidado te preñan que sale -otro- anormal.

    ResponderEliminar

Gracias por los comentarios enviados con tu cuenta de Gmail, y por enviar textos para esta secta abierta de la pequeña Andrómeda con cebollas en el mundo celeste. Si no la tienes la puedes sacar inmediatamente. Textos pueden ser enviados a gajaka@hotmail.com. e hilario.aquiles@gmail.com