domingo, 21 de septiembre de 2014

Severo Sarduy y sus enormes epitafios escritos en décimas.


Aproximaciones a este ardid: del barroco cubano al estructuralismo francés.



"Soy una hoja en el árbol de Lezama". Heredero es también el que, en el relámpago de la lectura se apodera de esta soledad, hablando de Lezama.
García Marquez dijo: que era el mejor escritor de la lengua aunque el menos leído. "Escribir es pintar"*. (1937-1993).
Por
Gajakananda extramitico, más bien escoba varanda, 
antifalansterio, la cosa que uno imagina sacadas de una caleta de suerte y fuertes códices, a la entrada del jardín hermético de Shansuilanova, acabado constructivo en mi jardín vecino. 

^*(Notas sacadas del prólogo a su obra poética en Fondo de Cultura Económica, por Gustavo Guerrero).

EPITAFIOS DE SEVERO SARDUY.

I

Yace aquí, sordo y severo
quien suelas tantas usó
y de cadera abusó
por delantero y postrero.
Parco adagio -y agorero-
para inscribir en su tumba
-la osamenta se derrumba,
oro de joyas deshechas-:                                          
su nombre, y entre dos fechas,
“el muerto se fue de rumba”.

Severo Felipe Sarduy Aguilar, escritor cubano.
Camagüey, 25-02-1937;  París, 08-06-1993.
Cementerio de Thiais. París.

II

Aquí  reposa burlón,
ángel de la jiribilla,
el mago de la cuartilla
y hasta del más puro son.
Un trago de rón peleón,
un buen despojo, una misa
y un brindis seco y sin prisa
para aplacar a los dioses
ausentes, sino feroces:
¡Al que se murió de risa!

III

Volveré, pero no en vida,
que todo se despelleja
y el frío la cal aqueja
de los huesos. ¡Qué atrevida
la osamenta que convida
a su manera a danzar!
No la puedo contrariar:
la vida es un sueño fuerte
de una muerte hasta otra muerte,
y me apresto a despertar.




IV

A Rafael Rosado

Un epitafio discreto
pero burlón nos hermana
ante la nada cercana
que ya no tiene secreto
para nosotros. Decreto
de una deidad rezagada
que se vengó. Apolimada
quedarás, vuelta ceniza;
un coágulo por camisa:
muerta pero no olvidada.

V

Que remolona eres, muerte
para asestar tu castigo
_ aquí reposa un testigo-.
Asombra, y hasta divierte
verte laboriosa y verte
parca, desaparecer.
Al goce de obedecer,
a la vértebra jocosa
cerco de ceniza acosa:
ese es tu modo de ser.

VI

Feroz, como un latigazo
de podredumbre y andrajo,
el violento escupitajo
de la muerte. No hay abrazo
más fiel ni a más largo plazo.
Dos fechas como sudario
de estilo seco y sumario:
mi confesión anatema.
Joya, colofón y emblema
del barroco funerario.

VII

Que den guayaba con queso
y haya son en mi velorio,
que el protocolo mortuorio
se acorte y limite a eso.
Ni lamentos en exceso,
ni Bach; música ligera:
La Sonora Matancera.
Para gustos, los colores:
a mí no me pongan flores
si muero en la carretera.


1992



Severo Sarduy



miércoles, 3 de septiembre de 2014

Francisco de Quevedo, dos salmos de su libro Heráclito Cristiano.

Potencialmente están errados, los pasos infinitos, las amistades por parentesco, pero que he dicho, las soluciones media media en todo. Y hecho el proyecto inalcanzable de volver a encontrar el Castillo, pero bien ocupado. Robles en la puerta, suena a mensajería, gracias, el Norruigan no te basta.

Por pedido urgentísimo de tal escuela mística de La Habana, primero iría mi canto antes que enviarles estos dos sonetos, que en totalidad son 28 del más grande poeta barroco, digo grande, más que por sus menesteres y peligros, ha mantenido una obra exquisita desde su primer verso o primor.

Gajaka Extramitico




Francisco de Quevedo y Villegas

Salmo I

Un nuevo corazón, un hombre nuevo
ha menester, Señor, la ánima mía;
desnúdame de mí, que ser podría
que a tu piedad pagase lo que debo.

Dudosos pies por ciega noche llevo,
Que ya he llegado a aborrecer el día,
Y  temo que hallaré la muerte fría
Envuelta en (bien que dulce) mortal cebo.

Tu hacienda soy; tu imagen, Padre, he sido,
y, si no es tu interés en mí, no creo
que otra cosa defiende mi partido.

Haz que te pide verme cual me veo,
No lo que pido yo: pues de perdido,
Recato mi salud de mi deseo.

Salmo XIII

La indignación de Dios, airado tanto,
mi espíritu consume,
y es su piedad tan grande, que me llama
para que yo me ampare de su fuerza
contra su mismo brazo y poder santo.
Advierta el que presume
ofender a mi fama
que si Dios me castiga, que ÉL me esfuerza.
sus alabanzas canto;
y en tanto que su nombre acompañare
con mis humildes labios,
no temeré los fuertes ni los sabios
que el mundo contra mí de envidia armare.
Confieso que he ofendido
al Dios de los ejércitos de la suerte,
que en otro que Él no hallara la venganza
igual la recompensa con mi muerte;
pero, considerando que he nacido
su viva semejanza,
espero en su piedad cuando me acuerdo
que pierde Dios su parte si me pierdo.



Estatua de Francisco de Quevedo y Villegas.

lunes, 21 de julio de 2014

Carlos Enrique Ortiz, una poética aforística, amorosa, batelliana, Bonnefoy, aranguista, pizarnikana, viaja en su nave Enterprise visitando satélites naturales, buscando una cura para la androgina.




El poeta colombiano, Carlos Enrique Ortiz, 1961, poeta, filósofo, traductor, astrónomo, nos envía sus poemás inéditos de su libro ADARVE; confiando en despertar hacia nuevos horizontes de reflexión en la encarnada poesía aforística, de la que se han nutrido con tremenda incapacidad de oficio los noveles poetas de vanguardia.


 LA MIRADA DE LA MEDUSA
             “Eres bella como matar es bello”
Bataille

No voy a huir de tus ojos
desdichados ojos que aniquilan
toda vida que ven,
ven y mírame, oh atormentada
haz que mi corazón sea piedra
enmudecida
que mis ojos, piedra obnubilada         
que mi piel, piedra erosionada.

Haz de mi sangre ardiente
arena congelada
de mi aliento, gelidez de cometa
dureza de arrecife de mi voz
opacidad de canto rodado
de mi alma.

Que la furia de tu pecho desolado
arrase en mi toda ternura
todo calor, toda espera tardía
                                            y sin retorno.

Dame la eternidad del frío
la ebriedad sin fin de la quietud
la veta de tiniebla
el hilo de sombra…    

Mírame bien; te traje mi mirada
mírame siempre, oh solitaria.        

*

Estoy hecho de tiempo
de días que agonizan en la sombra
de noches que se ahondan en la nada.

Estoy hecho de ti
de tu deseo     
guardián de tu sonrisa
rehén de tu mirada
soy la sombra que acompaña tus pasos
soy las manos donde brotan caricias
soy los ojos que atesoran tu rostro
pensamiento donde reina tu vida.

Estoy hecho de ti
de tu rechazo
de la espera de piedra
del frío de la ausencia
del roce de la muerte que me aguarda
del olvido de las horas felices
del silencio al que sentencias mi amor
del no que me regalas.

*

JUSTICIA

Dame
oh Judas,
tu traición
véndeme después de besarme
entrégame al suplicio
apuesta todo lo que te den
a que volveré de entre los muertos
y seré el mismo a quien amaste.

*
Quién se levanta desde tu pasado
para recibirte allí donde ya no hay futuro?

Sombra que te acoge entre las sombras

Y tus ojos donde la luz dio su fiesta de instantes
en qué espacio sin soles se despiertan?

Sombra que te dice su verdad de silencio

Y tus manos gastadas de amar
a qué se aferran mordidas por el frío
cuando la muerte sin voz te ha convocado:
Ven a mi presencia que todo lo desgarra.

 A mi Padre in memoriam
Diciembre 17 – 2007


*


Sagrado azul de tu mirada

que me envuelve
tu mirada es el cielo en que me hundo
en tu mirada miro;
los soles de tu amor
las galaxias de tu risa
el tiempo de tu vida…

Yo sueño con tu azul
en la playa del sueño.

*

Ella era la herida
donde buscó refugio el malherido
donde soñó su sueño el siempre insomne
hasta el día sin luz en que la herida
dolió sin fin
y se llevó su sangre desmedida.

*

 Plenamente en tus muertos
confía;
sus actos y palabras
sólo tu insaciable memoria
deforma,
su justicia de piedra es la única
que tendrás.

La lealtad de lo que ha sido
es la forma del tiempo.

Amparo para ti de lo irrevocable.

*

CRÍA CUERVOS…

El que cría cuervos
no ignora el refrán,
es sólo que toma por paloma
a su ave bruna,
es sólo que siempre ha estado ciego,
mirando ciego.

Por eso el cuervo le dirá después:
¿Para qué quieres ojos?

*
Qué antiguos los vientos
que mecen las plumas
de la cabeza del halcón

El peregrino ha cazado

Con la pata izquierda
sostiene la presa

En la rama más alta
se mantiene
come lentamente
levanta la cabeza al sol

En la rama más alta
repite sin prisa
el ritual de sí mismo

Tordesillas,  Junio 2005

*






Corredor de los ovnis en Rionegro, Antioquia. Foto de Carlos Enrique Ortiz: vienen por ti, cuando ya están adentro. A veces Zeus, el dios rockero, les cambia su ruta, pero el corredor celeste está ahí al alcance de sus ojos.

DESEO

Quiero ser para ti
la huella que el placer
deja en tu cara.

Aroma de un deseo que te abraza
luz de estrella lejana que te alcanza
te abre el corazón y lo desata.


*


El poeta Ortiz, con su hijo, y Gajaka, tratando de sacar un ovni por la boca, o mejor, estrujando al mancancan que llevo dentro, y arrojar de una vez y por todas al autista zarzuelero. Foto de Nataly Jaramillo, 2012.

*

Entonces él
exhausto del placer
quiere dormirse, soltarse
pero flota en las dulces imágenes
del duermevela.

Algo que él no sabe lo retiene…

Y ella,
exultante y desnuda
como una espada
              (la espada en el lecho)
se adormece y sueña
          ajena y distante
para él tan presente y cierta
que lo hiere de dicha.

Algo que él no sabe lo amenaza…

Cómo podría saber hasta qué punto
iba a admitir herirlo?

Nada de lo que él sabe lo protege…

Cómo iba a enfrentar lo que dolía
más que la existencia?

Por ahora ella duerme

Él la mira dormir, pide a su amor
ser fuerte como la muerte-

Después
el filo de la espada beberá de su sangre.

Después
Su única certeza será la oscuridad.

*

TIEMPO

La más violenta
poesía cósmica
destina las galaxias
al olvido

*

LÍMITE

Como una copa de cristal
el alma se desploma
y se rompe.

El ser se hace pedazos
te ves caer, estallar…

Asistes como si fuera la muerte
                                           de otro
pero eres tú lo que yace por el suelo.

Ya no eres nada,
eres menos que el pasado
pues no puedes asirte a lo que fue.

Todo te rechaza, el dolor te ha vuelto extraño,
en tu mirada la nada crece
como un cielo sombrío
y a ti, que cantaste el sol,
una luz mala te ha cubierto,
una luz mala te ha vencido.

*

Adviento
instante en que
que quedarse,
tu junto a mí
caricia fugaz
sobre la piel del tiempo.

*

Háblale
a la pared
háblale a la piedra
háblale a la oscuridad.

Háblale a las cosas;
al cañón del revólver,
al filo del cuchillo,
al borde de la copa,
al espejo…

Háblale a todo lo que no puede
oírte
asegúrate de que no puede oírte,
cuenta entonces tu historia
no ahorres los detalles,
no dejes que tu vida se esconda
en tus palabras,
dilo todo
muéstralo todo.

Sé desnudo
y luego, si aún puedes,
vuelve a escuchar
ese silencio helado y asesino.

*





La cofradía poética de Icomar: Carlos Enrique Ortiz, Elmer Restrepo (el marquetero surrealista), y Gajaka, posando para "La elegía del poeta hermético", de Oscar Mario Estrada.


SEÑAL

Como una sombra
que grabó el amor
inevitablemente vendré
desde el oscuro fondo de tu alma.

Consciencia negada de mi nombre

Seré la herida ignorada que retorna
la vieja cicatriz que ahora sangra
el memorioso olvido ineluctable
la amputada mano que acaricia…

Y sabrás en la sangre
ese día imborrable
que tras tus ojos tan
“llenos de mundo”
estarás cada vez mas vacía
como una sombra que grabó el amor.

Esta señal te doy:
Como una sombra que emerge de las sombras.

*


Pequeña luna creciente
que cabe en un abrazo

Aurora incontenible
de amor alucinado

Caminas a mi lado
y casi no puedo creer

Que en la luz de tus ojos
 la fuerza de la vida
 me mire sin medida.

*

ACTEON

Te acecho y tu belleza
que ciega y paraliza
Oh Ártemis,
llena mis ojos como la muerte.

Desnuda resplandeces eterna
mas yo, efímero
herido de tiempo
te retengo un instante.

Lo que veo me arrasa
consume mi esencia
me corta el aliento.

Hermosura infinita
que nadie jamás poseerá
y luego…
tu mirada de ira que me hiela
tu mirada de ira
que presagia
la traición mortal
de mis lebreles.

*

Los pasos que dimos serán viento,
nuestras miradas
luz en el vacío

Ya no ser
no estar en parte alguna
haber sido…

En la inmensidad misteriosa del tiempo
¿qué diferencia hace la consciencia?

La gota que eres
en el río de los seres…
el sol de la muerte la evapora con dulzura

Camina, mira, sé
es la hora bendita en que el sol
palpita contigo
y te da tiempo.

*

PASAJE

Y en este tiempo
que no transcurre
pasamos
-como todo-

Pero yo deseo aún
retener tu imagen,
allí donde tu belleza volvió dolor
mi corazón,
mientras mi consciencia se deshace
y el tiempo que no pasa

me despoja.




Juan Pablo Ortiz, hijo del poeta en cierne (Carlos Enrique), y Nataly Jaramillo, a la caza de Ovnis, con el pulso convexo del poeta Caro al centro de la foto.

lunes, 5 de mayo de 2014

Manifiesto del Neoberraco, ampliado y "corregido", sin editar.



Gajaka y Carlos Enrique Ortiz.

Manifiesto del Neoberraco

I

En tiempos de multinacionales, y mal llamados postmodernos (había quedado estampado en Santayana, “Diálogo en el limbo”, que estaba sobre la mesa, el borrón y lea de nuevo), y desconstruccionistas de obsesión, el crítico Paul de Man, donde todo es relativo, por fuera de la norma y ajeno a la significación, donde a la literatura se le niega la condición de espacio para la generación de conocimiento y se le cuestiona como espacio para la expresión del deseo y se le arrincona en los linderos ascépticos del entretenimiento, afirmamos el neoberraco, crisol de incertidumbre, juego, dionisísmo y libertad incondicional. El neoberraco es la vida como exterioridad salvaje, el alucine de la imaginación descoyuntada y el tiempo fuera de sus goznes. El duelo en el suceso flamenco, la carta al rey Felipe IV, en una servilleta por Quevedo y Villegas.

II

Lo primero es lo primero, tener a un escritor con la palabra todo el día, el seudoBorges, El Aleph, con un ejemplo de ejercicio literaria más allá de nuestras capacidades antimitológicas, y así sumar con otras figuras desde el argot y el arte de la escritura, echando suertes con el hierofante, como una fiesta de invisibilidades (en el tropo de enfrente, sin espejo de literaturas engavetadas en el último salón del pensamiento de si mismo cómico, sin cremación posible, por ahora, y hacernos felices con la desdicha detrás del cartelito de la desesperación a otros. No sé si exista como propuesta a un manifiesto para el Neoberraco dentro del Neobarroco de cierto río, de cierta traducción, o de las aguas interiores contaminadas de mercurio y sus variedades herméticas.

III

El SI y el No, cuando el desánimo va de acuerdo con la edad vencida, hasta de las palabras del verbo super rencorosas, “así me veréis a mi gobernar sobre voz”.  Si, lo hacemos con distracción, y No, cuando la distracción es con marcado interés en parangonarse; y esto que es, entrelazados celos de la vaguedad o la diferencia especifica desde la cuna rezada por una pitonisa bisexual? No, antes si, ahora cada uno con su libro subrayado por los enemigos sintéticos, La Perichole y Lima por ejemplo y pare de acosar. Acosarte en el mando cuando la sexualidad está intacta.

IV

Lo anunció Comas, Jesús Blas, el neoberraco es la patafísica de “La risa de Demóstenes, rara, II). Un filme o un file, mejor una rumba en el Bar Cienfuegos. “Seis ensayos sobre la mujer y la causalidad”, de Slavoj Zizek, por los lagos de la desexualización. Sin esto y sin aquello la solidaridad para quien la tiene según los genes. Tu y sobre todo el superyó para la entrevista final. La afánasis.

v

Ahora seremos felices, si solo anécdotas nos quedan de los trotskistas, que se leían los volúmenes marxistas para ser economistas, y así hacer la revolución permanente, sin esperar que la masa se muera de hambre y de felicidad entre humanistas del hombro de la Física y montoneros de la mediocridad. Si, acuosos de recordar hasta las mutaciones que ahora nos llegan recicladas para cantar al unísono: “Ahora seremos felices”.

VI

Vamos por el “Descentramiento prodigante”, Gadamer. Porqué no darle la razón al otro, y no nos vamos con la misma y fastidiosa neurosis; pero los de la N o n a d a, pobres infelices con roña. Reírse en medio de la bobería, con sazones heptasílabas, del astuto sordo aparentando blanco cuando es gris anticorrosivo, sin la amistad en el borde arriba de la sonrisa infinita, es triste este quo, corto de manos, mientras el clown relaja con un libro de Severo Sarduy (sus décimas a Orisha).



Gabriel Jaime Caro (Gajaka), y Loli Cienfuegos.


VII

Del neoberraco la cadencia extraña de una palabra que en neobarroco pende firme del cielo-raso como lámpara en “castillo sumergido”, suntuosidad de la lámpara odiada por viejas sornas del machismo, lámpara que no irradia luz sino que enceguece en la intensidad de la luz. En el neobarroco: neoberraco resistiendo a los que hacen de la poesía mercadotecnia y a los que quieren callarla.
Esa palabra desenfrenada que reluce gloriosa, sin cálculos, ni monitoreos, sino en puro flujo, con heteronimias, con máscaras que no esconden nada sino que revelan su apariencia, con el ritornelo del canto de Góngora ("Y sólo del amor queda el veneno"), y el naufragio hermético mallarmeano (en "Una tirada de dados"), por supuesto admirando el periodo azul de Picasso y su Guernica -que no la hizo él sino el capataz nazi- y la resistencia de Paul Celan que glorificó el Sena, y sosteniendo esta sonrisa causada dulcemente por marimondas polisexuales: afirmamos el neoberraco en la intensidad del rayo de sol en el vidrio de la cocina.

VIII

"Miedo al arcángel

Miedo al arcángel, le tuve miedo al arcángel
de no verte, a estos años
que hemos volado contra la tormenta, tu
en tu nogala, yo
mio en mi nogal, ni apestados
por la costumbre de la sombra, ni
despavoridos por el error
hermoso de la intemperie, como tanteando
el aire a esta altura,
                         soma, sema,
pérdida en la pérdida."

Gonzalo Rojas.

IX

Ejercitamos con impudicia - en ocasiones, se confiesa, por simple reflejo - todas las formas del razonamiento abstruso,  poco conocido pero de renovada vitalidad en tiempos de carencia luces detrás del signo - DE TODOS -;
permanecemos  impávidos  ante el hecho; la destrucción de absolutamente todas las creencias absolutas nos provoca un leve bostezo, ya que el Absoluto indigesta y atraganta la psiquis. -TODAS-

Sin caer en absolutos autismos, damos un testimonio de ello escrito, nuestro monólogo interior es variado, acompasado, integro; es un bebe esquizoide pero feliz, un Joyce iracundo y Alegro, extasiado y contumaz,  cuyo objetivo - por decir algo - es no ceder ante los coqueteos de la Diosa virgen, puta y falsaria: Mme Raison.


Allen Ginsberg, José Lezama Lima, Nicanor Parra (próximo a sus 100 añitos de vida), y Jaime Sabines, entre otros.

Nuestra única misión es ayudarlo a crecer,  qué aguante, la desesperación de la poesía, hasta que reviente, casual,  de inconsciente vitalidad; el futuro de nuestro pequeño bastardo nos tiene, técnicamente, sin cuidado; vaga enfebrecido entre la biblioteca buscando a Deniz, Simic, Álvaro de Campo, delira ausente entre portentosas ideas; como mariposas rojas aletea bajo nuestro único y enorme fiesta: la Noche.

X

La verbena de la luna. De todas maneras es un verso anticipado, todos piensan en la luna que le han asignado. Si era griego o no Euclides (gran escritor). Descubrimientos no tanto como una mañana feliz. Por la negación de las limitaciones académicas para el que escribe poesía.

XI

Toda la noche repitió, soy estructuralismo mientras el vecino cinéfilo con todas las películas de horror, se acerca a los hechos con un brillo de soledad, el cine.  Negar negar, nada, solo lo que tú niegas, aquello que disimulas con el pelo o la locura. El brazalete conciso en la mano reina, pero ni esto es suficiente para aplacar el supermoderno fascismo cada que asoma sus ñatas. Decía Leibniz No hay metempsicosis pero sí metamorfosis.  El silencio es el reino, lo mismo que el exilio. Nos unimos cada que hay solsticio de verano a ganar los años con el placer de los celos. Entre todos pagaremos el seminario Foucauliano de la chica Angélica, estratagemas y ojeras del deseo, la Triple Voluntad.

XII

Muy Pope el Maldito; nos ha enviado un lado desnudo para tentar al demonio sin Escuela, con significantes sofronisticos, y así ganarse un cinco en Platón. Nosotros, o sea los del grupo místico “Heliconiuos satrana viridis”  gozamos con el Kamasutra (Los  Chandelas nos dejaron sus “cabinas”) y El imperio de los sentidos japoneses hasta morirnos de risa con el simbolismo cubano del siglo 19.  Los incas eróticos a la velocidad de un gallo rubio en “surcar el viento”. El río de la Plata y el Río Hudson.
Un pasado ni  más ni menos el mismo cielo, la misma comba del aburrido rito placido y la alegría del heredero ante la muerte. Va por eso, ni te lo imaginas con tu voto de pobreza, si afuera el voto de riqueza se desvela y todo se enreda,  se va ovillando con los asaltos pacíficos  de la enfermedad de la avaricia, de la enfermedad de los sentimientos sin filtro mágico.  De que no te dejaremos marchar sin abonarnos tu alma refunfuñada: “razón de amor”.
 
XIV

“Los besos de los filósofos saben a trompa de marrano”, dice el hamaquero, maldito humor eterno, el mismísimo sin h de que tanto se han ufanado los barrocos en sus “calles largas”, ahora inexistentes, pues nada existe, todo es seudo, desde los prehelénicos, hasta las vacas sagradas del solar lunar de los pelícanos “deshumanizados” (la vejez). Rastras de surrealismos en la budista zen. En China ahora castigan al arroz. Multan la pereza del violinista.



"Marilyn Monroe en el cielo del Morocco".
Por Gabriel Jaime Caro

XV

NO SABRAS, NUNCA SABRAS.....LA VIDA ERA UN TANGO, AHORA UN CHIRRETON, SIN TON NI SON. ¿QUE PASO CON LA MUSICA? SI ANDRESITO CAICEDO LEVANTARA LA LEVANTISCA CABEZA PELUDA, LOS MIOPES OJOS CINEFILOS    Y LA JETA...., ¿QUE DIRIA DEL RUIDO QUE HOY NOS VENDEN COMO MUSICA?...¿TE DAS CUENTA, JAIME, DE QUE AL GRAN ROCK LO FUSILARON UNOS SATRAPAS VESTIDITOS DE PRODUCTORES? MUSICA PARA ZOMBIES Y ZOMBIES PARA TODO.
LA ZOMBIE CULTURA, NOS TIENE HASTA EL CULO.
EL HOMBRE DE NEGOCIOS ENTIENDASE DIO$ $ANTO, $ANTISIMO Y TRIPLE-HIJUEPUTA, CREO EL LUCRO Y VIO QUE ERA BUENO PARA LOS ACCIONISTAS , "VAMOS A PRIVATIZAR TODO, EL AGUA, EL ADN, LAS PLANTAS, LOS ELEMENTOS QUÍMICOS, LOS ANIMALES Y HASTA EL VIENTO,( ASI QUE TENGANSE DEL PELO PORQUE VAMOS A COBRAR POR RESPIRAR)", ASI QUE, COMO A LA POESIA NO LA VENDEMOS, NO LA COMPRAMOS, NO LA PRESTAMOS Y NO LA CEDEMOS, LES VA TOCAR COMPRAR  A LOS POETAS, SI, A ESOS QUE CREEN QUE ES MEJOR SER POETA QUE NO SER NADA, A ESOS QUE CREEN QUE LA ´POESÍA SE HEREDA; CORPORATIVOS!!!!!!, CORPORATIVISIMOS!!!, DEL SECRETARIADO!!!!, TAN BOHEMIOS, TAN TRANSGRESORES COMO UN EXPRESIDENTE NEOLIBERAL EN SU FINCA DE RECREO, TAN TIERNOS, TAN GALARDONADOS, TAN FOTROGRAFIADOS, TAN ILUSTRES, TAN ILUSTRADOS Y TAN, TAN....TAN...
QUE SAN RÁBANO MAURO NOS PROTEJA DE ESTA BARBARIE POETAS EN EL PAPEL Y BANQUEROS EN LA VIDA, EL HOMBRE DE NEGOCIOS LOS VIO Y LOS NOMBRO SECRETARIOS, AGREGADOS, CONSULES, EMBAJADORES Y, SOBRE TODO, NADA, NADA, NADA, ISTAS.

XVI

Escribe Antonio Porchia: - Después de lo “nada más”, toda cosa es, cualquier cosa.

XVII

Hoy estamos frente a un auditorio como el primer día de nuestra recreación, y decidimos comenzar por la amistad entre dos poetas románticos, y quedamos quebrados, un inglés y el otro francés, sin miedo a la hoguera de los Píos. Pero muere John Keats a los 24 años, que no quería morir, dejar su cuarto y su belleza.
Un mejicano con un argentino, separados por el odio latino de un rey español. Barba Jacob y Alfonso Reyes, muy cerca de su palacio de la “Nunciatura”, con una matita de marihuana que apenas alcanza a regarla el poeta ante tanta deshumanización y romanticismo tardío. Un internista por favor para lo inesencial, desnudo en el Mar Ártico.
ideólogos hitlerianos antes de que este exterminara “su razón mafiosa con piernas de secretaria aria”…Lo inesencial.

XVIII

Desde lo alto del castillo negro, en mitad de una noche de luna llena, cuatro cuerpos humanos son izados hacia lo más alto de la torre con almenas, una enorme serpiente pitón se agita en el aire, arrojada desde lo alto de la torre por el guardián del presente almenado. El vigía del Apocalipsis arroja, además los cinco sólidos pitagóricos y unos dados cargados...

El ayudante del guarda-agujas abre la ventana alta de la torre y tira al vacío un tonel de vino, rojo como la sangre y dulce como la vida.
Los cuerpos humanos son dos parejas, son izadas hacia la torre en leves canastillas de mimbre atadas a sogas, son hombres y mujeres y son alzados para realizar el amor, humano como el miedo a morir, tan escaso como las explosiones de supernova e igualmente fértil que ellas..
Un hombre, a lo lejos, huye del castillo negro, con un perro-leopardo colgado de su espalda.
El insepto surrealista todo lo ve desde abajo y mira como los cuerpos de las mujeres son blancos como la nieve recién caída sobre el agua y los cuerpos de los hombres son oscuros como el alabastro o como la lava roja cuando se sofoca y petrifica en hundirse en el mar
Dame oh amor la dulzura de tu herida, nunca sonrías a nadie como a mí, deja que la belleza me ahogue y me aniquile, que me corte el aliento y congele mi mirada
  
Oh luna, te veo lucir sobre las ciudades del mundo siempre eres la misma cuyo hueso maduro ahora sangre.




"Ángeles guardianes", de Marcius-Simons, 1865-1909.

XIX

Estas llena de hipertelias, le dije, y ella se fue feliz; aunque no sabía exactamente qué significaba, lo prefirió a una falta de humor y a una neurosis del no entendimiento por “seudoprincipios”. Puede venir de Lezama Lima, le dije por teléfono, pero hay que leerlo varias veces en el contexto barroco del autor, para estar tranquilo de darle significados padeísticos; y así quien no cabalga por las lenguas muertas, me dijo. Si, Dador, Paradiso, Fragmentos a su imán, ni tan muerta con 10 mil ediciones.  Se me ocurrió. Para una joven la materia es incandescente. Vengas tu de donde vengas El Anticristo nos seduce hasta la médula de un tronco herbáceo, cuyo origen es inevitable, el cuerpo negro de la India. El Buda de las doce del día. La respuesta primaria. Trasegar por la hilera, y encontrarnos con la cabeza fría del innombrable.
Buscamos una lógica en el autor, y tenemos tiempo de gastarnos con nuestras promesas unilaterales; de que todo es una farsa hasta que los bolsillos rotos secuestren su mueca de gesto ilícito.
Esto ni más ni menos (entre “infinitus intellectus e infinitus imaginationis”). Ahora salgo directo hacia mi calentamiento global de mis propios hábitos.  El café con leche y el libro amarillento. Creo, que lo aprendimos de Albert Camus.

XX(Siglo 22)

Todo se resume en qué quiere decir esto, digo, los Sistemas filosóficos cuando son apurados por otros, lo mismo los Manifiestos. Pero no vamos a disimular, solo a tenerlos en cuenta;  cada época tiene sus genios, que con lógica se burlan de los demás como angelitos viejos, y así, las influencias a los que vienen del pensamiento abstracto a tratarnos con lucideces en la forma más que en el contenido, la casta aburrida. Se rechazan los unos a los otros, y el matemático dice entonces saberlo todo, para evitar un cero positivo.
Justa y presencia de meditaciones en la soledad que nos solidariza con libertades reales. Lo otro es bañarse en el mar, en sus orillas para denostar miedo a la inmensidad, apocope de hombre temerario se va a pique, cuando a los lejos cae la noche una y mil veces ante los ojos de la vida sin respuesta en el universo en explosión. Qué importa que asome el cohete, el cometa y el poeta.
“Ya va a venir el día, ponte el alma”, y otra: “Ya va a venir el día, ponte el saco”, del cholo Vallejo, cuando llega el libro a la mano, y solo pensabas en darle a tus versos un aneurisma filosófico y perderse en el laberinto.
Así te admiro pensador, no votes por principios sin redimir, y bota tu celular ante las penas, ante el alboroto renacentista de tus amigos pintores favoritos, tus más cercanos parientes que hablan con locura. Y abre la puerta a los sensibles vulgares escolásticos y practica con ellos la hoguera.


Álvaro Mutis.

XXI

Si, como dice Benjamin,  “El renacimiento explora el Universo y el Barroco, las bibliotecas”, nosotros exploramos los cuerpos vivos con ansias enciclopédicas, como anatomistas consientes de que "el corazón" es simple biología, pues el alma nace en otra parte.
En este terreno las erudiciones librescas sobran, Borges es una plata hermética, asexual, que vivió poco y leyó mucho; Las palabras solo adquieren sentido vivas, bautizadas por la experiencia, no anquilosadas en pavorosas bibliotecas ciegas, secuestradas por un silencio disuelto en temor; de la experiencia nace la vida, del sonido, no de la teoría, o de la Razón Aristotélica, sino de la caverna Platónica y fémina, de la idea encarnada, absorta entre inquietantes sombras.
Giordano nos recuerda, mucho antes que Bataille, que el cuerpo es mucho más que el terreno; es el secreto campo de batalla:

"Nunca estaría inclinado a creer que nadie que tema al sufrimiento físico haya tenido nunca un conocimiento íntimo de lo divino." ( Sigillus Sigillorum).




Andrés Caicedo. Archivo de Gajaka.

XXIII (Siglo XX)

Como el “Satyricon” de Fellini con su dios hermafrodita que encarna la desgarradura de la trasgresión, con sus imágenes surrealistas y esos cuerpos mudos conservando la pose (ese gesto quieto, profundo, de lo humano). Fellini: creación continúa de cine sin mezquindad. Tu abundancia nos llega y se suma a eso que se gesta (estamos bebiendo leche de loba como Rómulo y Remo, para luego tener flatulencias más fuertes). Marie orinando sobre el conde: que nadie nunca aspire a calmar nuestro furor, nuestro delirio, nuestra carcajada soberana.
Flecha-palabra: Neoberraco quien mirando por la ventana no puede dejar de constatar la decadencia de lo gris; quien mirando por la ventana la luna, el sol, la montaña, el gallinazo (curvo el vuelo con el ojo negro) vuelve sobre lo que queda de sí, y lo dona, lo pierde, en palabra neobarroca: PURA INTENSIDAD.

XXIV
Cómo se han degradado los soldados, no podrían conservar el mismo cannon del pasado: vencer o morir. Si es preciso que tomen a la mujer como descarga analítica con el botín de guerra, y califiquen la confrontación por fuera de la evolución, que muera Cioran y los redactores del futuro. Sus seguidores no saben qué hacer; y saber que hay soberanías por otras partes en donde prima la amistad y la alegría querido desINTERÉS, despreciado por las ambiciones del poder circunspecto-fascista. Mejor dicho solo predomina, sin toque de Diana, el INTERÉS por mantener la costilla extra antes de la muerte. Un gritico en la cajita.

XXV

Decae un poco el iluminismo cuando la cumbre de amigos olvidándose con  la memoria intacta, lo dijo alguien muy poéticamente, agarrando el cacharrito (muy a lo más próximo de los recuerdos de juventud), y yéndose por el bosque de cemento a tener un hijo. Los otros convocaran de nuevo esa quietud para no salir del túnel. Allí entonces (un cobijo) la imaginación mitológica de tomar prestada una polifonía de bastardos proteos.

XVI

I
Primero hombres que Artistas, primero Seres que Hombres.

PDDT: EL (DES) CALIFICATIVO DE HOMBRE INCLUYE TODAS LAS FORMAS DE SEXUALIDAD, INLCUSO LA ZOOFILIA (sobretodo la zoofilia).

 
"La autenticidad y la originalidad de Giordano, difícil de clasificar, se impone con fuerza desde el inicio del escrito. Esta vez, la victima de Bruno es Petrarca, representante de una pasión amorosa indigna y degradante:

"Este poeta vernáculo que suspira sobre las orillas del Sorgue por una niña de Vaucluse[...] Como no tiene suficiente fuerza de espíritu para ocuparse de algo mejor, se pone a cultivar asiduamente su melancolía, aceptando la tiranía de una bestia indigna, imbécil y malsana" (II,pag,293)




Gabriel Jaime Caro (Gajaka) y Teresa María Gallón (in memoriam), su madre, en el cumpleaños 100 de la reina de los poetas neoyorkinos.

Bruno describe la obra de Petrarca como el resultado de una contemplación obsesiva de un objeto que no era digno de ella, como la pena perdida de una imaginación enferma:

"Aquí tenemos escrito sobre el papel, encerrado en volúmenes, puesto delante de los ojos y entonado cerca de los oídos, un ruido, un bramido, un zumbido de charadas, de historias, de retruécanos con sobreentendidos, de epístolas, de sonetos, de epigramas, de libros, de informes prolijos, de sudores extremos,  de vidas consumadas, con chirridos que ensordecen a los astros, lamentos que hacen resonar las cavernas del infierno, dolores que dejan estupefactas las almas de los vivos, suspiros que hacen que los dioses misericordiosos se desvanezcan.
Todo por esos ojos, esos oídos, ese rojo, esa lengua, esos dientes, esos cabellos, ese vestido, ese abrigo,
ese zapatito[...],
ese eclipse de sol, ese martillo, esa guarra, esa hediondez, esa tumba, esa letrina, esa menstruación, ese cadáver[...] Que por una superficie, una sombra, un fantasma, un sueño,
un encanto circense puesto al servicio de la procreación,
nos engaña al tomar la forma de la belleza"(II,pag 287).

II

Bruno nos informa con franqueza en la dedicatoria a Philip Sidney [su amigo y  poeta ingles], que esta misoginia a ultranza no se debe a la impotencia, ni al hechizo mágico ni a la frialdad de humores. Por el contrario, nos dice sin vanagloriarse: probé del fruto prohibido sin saciarme nunca, ya que ni las nieves del Cáucaso ni las del Rifeo bastarían para apagar el calor de mis venas.
Pero la esfera del amor físico debe separarse de la contemplación divina con una lucidez que Petrarca, ese sensual inhibido, no tuvo.

XXVII

Lo que no es poesía

“Tengo la depre”, capítulo aparte donde se encuentra la madre, dizque bueno, descansando de su agotamiento, cuando hace su aparición el hijo que comete estupideces (le dicen crímenes en el oeste del paraíso). Ella muy allá le dice: no puedo atenderte, estoy estúpida y sin voluntades, seca. El hijo sabe y sale a cometer estupideces.


Noel Jardines.

No es un ocaso de edipísmo, es la suerte de manejar esta meditación con rapidez más no con estultez.
Caso seguido el hijo se casa con una mujer astuta, sin darse cuenta olvida su otra pareja, que como él hace lo mismo, cualquier filme de tercera, crímenes y estupideces. La astuta lo encierra en un cofrecito con alacranes muertos. Muertos de la risa, diría la tradición mexicana.

XXVIII

Lo que sí es poesía

Para eso estoy enfermo. Tengo uno que otro remedio, casi  colgados en la pared del baño turco. Lo sé, y me arrepiento. Dejo pasar el tiempo del demiurgo, entretanto poder hacer un secuestro de deseos como un loco peligroso en la sociedad volatizada.
Mejor y cuento nuevo, el país de la medicinas me regala una flor blanca (el centro de la pureza). Que en el peor de los casos es la noche eterna que se repite para mi gusto como un jalón hasta que llegue la mañana, y no sienta nada malo en mi cuerpo. Pokémon legendario.
La otra parte que siempre está a mi lado corresponde a una serie psíquica, hermosa, que apunta a mi poder simbólico, y nos derramamos en frases de otros; ateos y solos mirando con carrizo un devenir de filme terrorista como lo vio Alfred Hitchcock en “La ventana indiscreta”, mientras “sonaban las campanas de Billy el asqueroso”.
Esto último si es bien berraco. Lo que hubiera evitado un Tercer Mundo tardío, señores.

XXIX

Cada ojo es un ajo, Joyce, es uno solo, sin la mujer astuta sobrevives en las calles de Trieste. La otra le saca un cuchillo en las calles de West Londres a Virginia Woolf. Todos nos reímos, quien no quiere abandonar su mala suerte te tira una limonada podrida en el rostro amenazando a los sonrientes anteriores.
Ríete, Ezra Pound era gay, tan enamorado de ti James. Lo leen los nada que decir con la evidencia de la foto.
Pero bueno era Nora,  Giorgio, Lucia esquiza (“The most beautiful women in the world”), Stephen y Sylvia.  Joyce, se acaba de desprender un trozo de hielo del tamaño de Suiza en la Antártida.

Jesús B. Comas

XXX

Cuatro acepciones

Cada país odia a sus poetas viejos, por sordos, cojos, faltos de humor, macilentos en el mejor de los casos, por rabietas, en fin, que los casos llegan sobre todo en Colombia al extremo de plaga.
Claro que hay poetas provocadores que todo lo nuevo lo borran del mapa cultural. Por mamertos es la bulla.
Parece que no pasa lo mismo en Argentina y Chile, donde sus poetas ancianos son los bardos que tienen “lógica del sentido”, locura, son sujetos del abismo y cultivan sus orquídeas allí donde nadie los ve, ni las musas. Juan L. Ortiz, los Lamborghinis (Osvaldo y Leonidas); Gonzalo Rojas, Jorge Teiller en Chile (“Chile es un país de poetas”): unos vivos y otros muertos que siguen con su alma revoloteándolo todo a su alrededor. “Rojas es fuera de serie dice la Montecinos”.

Recurrir a los neologismos clásicos con metáforas y metonimias simples elevan el texto a espacios de tranquilidad en el poeta por el que no duda de que gustarán cuando los lea a un público que no oye el saxo en el fondo del basurero industrial. “La travesía del fantasma”.

“La coral lo más hermoso”, lo dije alguna vez, y hoy viendo un coro lo confirmo animado por una pregunta (¿le gusta mucho la música?... Y dije No tanto como danzar Si. Tremenda confusión de sí mismo. - La ge. El 69, el porno (baja el estrógeno).

Adentro, en la tierra laberíntica el “Redescubrimiento de la ficción”, dato clave en medio del caótico ser en borracheras; no duermo nada me hace nada. Cojo el lápiz y produzco náuseas: una expresión pasado (A) de moda. Mi hijo es el amanuense, se ha unido el hilo con el anacronismo. La sed con el vacío. Me uno a la estética soy una mujer.

II PARTE




Hannah Arendt.

XXXI

Antes del Terremoto de HAITI.

Cayo Claudio Espinal, creador del contextualismo en “La Mampara” (2002). Cinco mil novecientos noventa y una palabras de una obra en marcha hacen un poeta orgulloso de su narciso en su mejor versión.
(“El travestismo escritural” de Roberto Echavarren, “el movedizo Miniaturismo” de Reynaldo Jiménez.
“El ensayismo rudo” de Octavio Armand. “La muerte del arte a la constelación” de Haroldo De Campos).

Los embalados “Van como un tiro”. Me detuve en el primer momento cuando la sombra llegó yo ya me había ido, Hugo y “exequies neorománticas” de enamorados del amor estaban en el paréntesis.
Yo los vi, y llamé por el celular, la célula, la férula, en pequeñas diferencias entre el átomo y la cosa.

Incierto me dicen a mí. “Libertad de prensa en Inglaterra” que a mí me aterra. No hay tal científico que te diga Explícame bien.

Hay algo mejor fuerza en la presencia y la transcendencia poética, en una decisión de podio gota a gota con caramelo en la boca. Ya entonces no los volví a ver, a los políticos de clase media. E insistía como un pestiño cordobés, entre Kavafis y Lorca toda una Edad moderna seudobastarda mente en boca al soneto y el Cante jondo.

León Félix Batista, los cien años de Lezama Lima, José Kozer, Eduardo Espina, Reynaldo Jiménez. Lorenzo García Vega, el “no-escritor”. Juan Calzadilla que se cansó de enseñarnos las manos de un dios surrealista.

Eduardo Peláez y sus significantes en la crítica, dice que Raúl Henao es superior a Juan Manuel Roca como conferencista, otra vez lo divino en el agua del reloy de pulsera.

Y los que se prohíben a sí mismos, Eluard todavía!, no avanzan ni por el corredor no-volcánico, “según se va al cielo”. Tierra de capote para esos que apuestan a una angustia expresada en otras letras, tan recicladas como un golfito demandado por esas costumbres literarias. Verbo y gracia: “Paolo, Uccello,/ desde que te fuiste/ el mundo es una madeja/ que se deshace hacia una gota de sangre” (R.E.).

De Kozer, lo humano llena el camino de la divinidad. En frente “El camino de perfección”, que lo definió  mejor Baroja. Un pueblo nuevo, nadas arcaicas mientras el padre perfecciona al hijo. Dulcemente Yiddich en la seducción de un buen banquete de familia.



Eduardo Espina

De Espina la arrebatada Fuga de la sexualidad y del asombro,  Herrera y Reisseg en 1975. Sea Rococó o “bucle Barroco”. Ganó la primera competencia de perros galgos para la Montaña Mágica, con una inusual “Caza nupcial”. Tan contemporáneo con Reynaldo Arenas y Roberto Echavarren. No en vano tenemos amigos uruguayos.

Batista, León, la cabeza florecida, las palmas del zócalo no es un pecado que haya que compartirlo. El punto matemático, la lengua inadvertida de comandos de poetas suicidas en los fogones de gas. “Envidia, tengo envidia de mi voz”.
La tercera guerra Mundial no fue terrorista. La mano que sale de la cabeza dos veces. No es exactamente el mundo en cuatro patas. “Burdel Nirvana” lo define todo. Que se quede Anagrama con sus ensayistas españoles, no es precisamente una metonimia.

XXXII


berraquina  para  Publio Virgilio Marón

   de  Las Bucólicas  y Las  Geórgicas degeneran sin trementinos hexámetros dactílicos
                                                              unos raidos tropos en verso menor ( Las Berracas ) algo así como las madejas
                                                                de una épica en latin-berraco para los escribas de rizoma  tinta y brocados tinteros

                                                                                                                                                                                                                                                                              RANUN OQUIEDO


agrícola idílica es la civilipoli de nuestra sabrosura
literata gastronomía del civilihomos y del  digitalpicantropo
trasteamos en versos hasta el mismísimo capitel del silencio
un lacónico Lacan

un derretido Derrida
un cocido Kozer
unas gambas a la Gombrowicz
un machacado Michaux
un Santayana al sartén
un macerado Marcel Proust
un Cioran en cazuela
un asado Lezama
un té en taza de Paul Celan
una flor de Adorno
un bastón Baquero
y un gaviero Mutis para salir de escena
en plena algarabía.




Demóstenes, por Polyeuktos.

XXXIII

 ¡¿QUE ES LO DIABÓLICO?, PREGUNTA PARA FILÓSOFOS CAPACES AUN DE METAFÍSICA, PUES TODA FILOSOFÍA VERDADERA ES UNA FILOSOFÍA DEL SER. PREGUNTA POR EL SENTIDO DE LO SAGRADO POSITIVO Y NEGATIVO Y QUE VA MÁS ALLÁ DE LAS MORIBUNDAS RELIGIONES (SATÁNICAS EN SÍ MISMAS, DEMONIACAS Y SACRO-FÓBICAS). PREGUNTA PARA PODER PENSAR LA ESENCIA DEL HOMBRE, ESA CRIATURA DE DESTRUCCIÓN QUE AMA EL CAUSAR DOLOR, PREGUNTA NO ETICA NI PELETICA PERO SI PELUDA, COMO PELUDO ES EL SATAN CRISTIANO, EVOLUCION GROTESCA DEL DIONISO GRIEGO, PREGUNTA PREGUNTABLE EN LAS PUERTAS DEL DELIRIO O DEL APOCALIPSIS O EN LAS MISMISIMAS PUERTAS DEL INFIERNO. OJALA UN DAIMÓN SOCRATICO NOS ADVIRTIERA AHORA DE LOS CAMINOS QUE HA DE     S EGUIR EL HOMBRE LIBRE CUANDO QUIERE HUIR DE LAS GLOBALES CEREMONIAS COTIDIANAS DE LA DESTRUCCIÓN. EN EL REINO DEL MIEDO A LA MUERTE LA VIDA ES UNA PANTOMIMA, UN MAL CHISTE, UNA MENTIRA QUE A LOS HONRADOS HACE SUDAR, UNA VERGUENZA VAS-CON-GADA. UNA OCUPACIÓN DE GERONTES RICOS QUE HAN PERDIDO LA DIGNIDAD Y LA MEMORIA.    DIJO GIORDANO BRUNO A SUS VERDUGOS:

¡Ah!...Prefiero mil veces mi muerte a vuestra suerte;
Morir como yo muero... no es un amuerte, ¡no!
Morir así es la vida, vuestro vivir es la muerte
Por eso habrá quien triunfe, y no es Roma, ¡Soy Yo!
Decid a vuestro Papa, vuestro señor y dueño,
Decidle que a la muerte me entrego con un sueño,
porque es la muerte un sueño, que nos conduce a Dios...
Mas no a ese Dios siniestro, con vicios y pasiones
que al hombre da la vida ya la par su maldición,
Sino a ese Dios-Idea, que en mil evoluciones
da a la materia forma, y vida a la creación. (...)
¡Mas basta!... ¡Yo os aguardo! Dad fin a vuestra obra,
 ¡Cobardes! ¿Qué os detiene?...¿Teméis al porvenir?
¿Ah!...Tembláis...Es porque os falta la fe que a mí me sobra...
Miradme...Yo no tiemblo...¡ Y soy yo quien va a morir!.

Que, como dijo un poeta berraco, la fe en la vida se incline a nuestros versos, y que a los patrones del hoy, les advenga el porvenir que tanto temen, cuando no habrá ya quien los tema, quien los guarde ni quien crea que su baba es palabra o poesía. y que, como dijo Heráclito a sus conciudadanos "Que no os falte la riqueza, Efesios, para que quede probada vuestra infamia".


XXXIV


  ¿TAMBIÉN SON IMBÉCILES LOS POETAS (O PUEDEN SERLO)?
 
Corre por el barrio un vecino que escribe anónimos con rotulador en puertas y paredes, destacando uno que lleva una frase demoledora, rotunda, contraria a los poetas, escrita en catalán: "Sí, els poetes són imbècils" (Sí, los poetas son imbéciles).
Algunos opinan que es a causa de la película barriobajera sobre la vida del poeta Gil de Biedma, "El cónsul de Sodoma", que tanto a molestado a otro escritor, Juan Marsé.
Otros, en el bar, dicen que no, que ese cartel hace ya tiempo que aparece, desaparece y vuelve a aparecer por las calles y puertas del barrio.
Otra vecina, famosa por su buen sentido, dice que no hay nada de extraño en tal afirmación contra esos señores llamados poetas , ¿acaso los poetas no son también personas, y por tanto con las mismas posibilidades de ser imbéciles que los otros mortales?, pregunta a los tertulianos habituales del bar.
Lo más curioso del asunto, dice otro, es que ahora, debajo de la frase anónima han pegado un cartel del "Circo Raluy", ¿como queriendo indicar que la poesía también es un circo?, pregunta antes de tomarse un segundo café.
El dueño del bar sabe quién es este vecino o vecina difamadora de poetas, ¿podría ser una mujer joven?, insinúa, pero no quiere revelar el secreto profesional, afirma sonriendo. “El becario de las rebajas”
  
XXXV

Carlos Enrique Ortiz. que le suena a alguien en la sombra astronomius con tierra en la luna, con la mejor copia en la mano, el poeta y filosofo ante la alegría y la muerte sin terror; adivinando o simplemente hereditario un texto contra cruzados y hierba que quema el político astuto con cuenta en Suiza. Ni más ni menos le salió Demóstenes en la defensa.

“Bataille, crítica del fascismo”: “El movimiento obrero europeo se veía a sí mismo por aquel entonces como obligado a una guerra contra el Estado, el cual reaccionaba contra toda  oposición declarando el riesgo de la disolución total de las instituciones y la hecatombe de la sociedad entera.
Las fuerzas políticas conforman entonces la figura del Estado moderno de corte totalitario y la oscura sombra del stalinismo proyecta su frío sobre las esperanzas revolucionarias en Europa y el mundo.
Ante estas condiciones las consciencias revolucionarias (Bataille es una de las más brillantes) se ven arrojadas en una especie de laberinto de aporías políticas, con lo cual se transforman en consciencias desgarradas y desdichadas, según las viejas formas creadas por el pensamiento hegeliano”.

Or is it of the virgin´s silver beauty, /All fish below the thighs?/ She in her left hand bears a leafy quince;/When with her right she crooks a finger, smiling”. Porque Todo el mundo tiene que saber inglés.




Comas,Jardines, Kozer, Gajaka, Dreyfus, Lila, Lupe.

36

Dos poemas de Ranún Oquiedo y un trozo de mensaje de José Kozer.
TEXTARUDEZ EN TROPO DIGITAL

el tremendismo anal del escriba
es cosmética comatosa en la próstata del pintor
urinariu porcelanoso de un Duchamp a mano
ojo sin retina que no retiene ni sostiene
la teatralidad del colon
verbo cagalitroso
trapero
monedero
pimienta lacónica en la gordura
del bolo alimenticio

en la esquina roja
del barrio de Mala Strana, Praga
con 124 libras de peso
y una mirada trementina de gallo judío
Frank Kafka
en la esquina azul
de Trocadero, La Habana vieja
con 235 barroquísimas libras
y gongorino acento insular
Jose Lezama Lima

nuestro es el silencio de este pugilato.
_______________________________

 “caro Caro;

cómo no agradecer tus palabras, en nombre propio, de los demás que conforman ese episodio denominado NeoB, ya hoy escribí el poema número 7900 y no sentí nada de particular sino, te mando un fuerte abrazo y si pasamos por York me encantaría verte de nuevo, más viejito, más sabio, tu

J.K.”

37

NEO BARROCO O NEO VANGUARDIA

A grosso modo se puede decir que en poesía hay una línea recta y una línea fracturándose. Incluso, considero aplicable a toda la escritura esa división.
La recta tiende a lo episódico, privilegia la trama; la fractura tiende al espesor expresivo, connotativo y no denotativo, privilegia el lenguaje.
Clasificar escritura en un sentido académico tiene un valor pedagógico, no siempre verídico: sin descartar ese sentido de utilidad, nótese lo renuente que se muestra el creador a verse encasillado según los ismos y las escuelas o géneros.
Dicho lo anterior, respecto al neovanguardismo y al neobarroco como módulos que pueden servir de pauta para situar mi poesía, y desde un enfoque relacionado con la evolución de esa poesía, debo decir que en principio no me atengo a ninguna de estas clasificaciones, aspiro siempre a escaparme de la definición pedagógica, aceptando su utilidad en ciertos espacios de trabajo (verbi gratia, el salón de clase: sin embargo, de tener que aceptar, aun a regañadientes, una clasificación, optaría por la de neobarroco.
Si me retrotraigo a mis primeros pinos poéticos, veo que lo que me mueve es la línea recta, la poesía que conversa y expresa sentimientos y estados de ánimo desde la nitidez denotativa. A medida que esa poesía sostiene un ritmo incesante de crecimiento, veo, por acumulación, que la línea recta se ve sustituida por la fractura, el recoveco, pliegues y anacolutos, connotaciones y desplazamientos continuos van tomando posesión de ese trabajo, hasta el grado que lo que al principio se instauró como linealidad, pasó a ser, de manera sistemática, descoyuntamiento, selva enmarañada, proliferación.
No hay poeta que pueda escapar a una, varias, o incluso numerosas tradiciones. Ahora bien, mis padres y padrastros poéticos, esos progenitores ineludibles, no proceden del Barroco ni de la bifurcación y densidad de lenguajes. Mis lecturas originales fueron los simbolistas franceses, excluyendo a Mallarmé, y poetas latinoamericanos del tipo Casal, Martí, Asunción Silva y no, por ejemplo, Herrera y Reissig.
Mi contacto con poetas fuertes de índole compleja y densa ocurre tardíamente y a raíz del destierro, que en mi casi se inicia en dos etapas: del 58 al 59, en Nueva York, y luego del 60 al presente, en Nueva York y otros lugares. Este destierro me lleva de la mano a leer a los poetas norteamericanos modernos: Eliot, Pound, WCWilliams, Stevens, leídos en mi primera vuelta mal y de manera caótica (manera muy fructífera para la poesía joven) y más tarde, a Parra y a Vallejo (no a Lezama). Parra me es útil como poeta adolescente y violento, Vallejo como poeta más denso y retorcido. Al primero lo descarto con relativa facilidad, el segundo me resulta más difícil de alejar, pues su mundo conmociona mi mundo, no desde Trilce sino desde Poemas humanos o Piedra negra sobre piedra blanca.
Leo a Lezama con más de 40 años de edad. Leo a Mallarmé, mal todavía, con cerca de 50 años de edad; releo a los usamericanos y añado a ciertas lecturas la poesía de Oppen,
Zukofski, Olson, Berryman: y aquí se incrusta toda una trayectoria lectora, continua, obsesiva, en la que (en español y en inglés) en la nasa de mi cerebro entra de todo. Entra, y de ese arroz con mango diario, triturando y recomponiendo, surge la proliferación de mi trabajo.
Una crítica esmerada y sagaz, si quisiera estudiar mi poesía, se vería obligada a seguir paso a paso los libros que leía el día en que escribía un determinado poema. Y esa crítica paciente y meticulosa no puede darse, dada la monstruosidad del proyecto que menciono, dada la dificultad de ir desenredando una maraña donde cada poema escrito contiene materiales de literatura, tanto ficción como poesía, de distintas culturas, que abarcan el judaísmo, el budismo zen, lo occidental francés, inglés, japonés, español, etc. No hay, en principio manera, de seguir el trayecto cotidiano de mi trabajo, lo que lo suscita, poema a poema, en su referencialidad y espesor.
¿Soy un poeta neobarroco? ¿Por qué no? Lo soy en el sentido de que el espacio de un poema mío acoge la mayor cantidad posible de materia, sea vital en el sentido de lo palpable y visible, de aquello que tenemos delante de las narices, o sea lo que se filtra desde el estado de lectura, escuchando música, o sosteniendo una contemplación, una concentración espiritual: o sea mirando fotos, láminas, o sencillamente escuchando las numerosas voces, aquéllas que brotan de una conversación “normal” o aquéllas que están incrustadas en el cerebro y brotan del inconsciente.
Esa poesía entonces se desarrolla en cuanto texto como proliferación bifurcada, que atiende al lenguaje, atiende a la ramificación de las referencias, y se deja llevar, momento a momento, con la mayor naturalidad (creo) por oblicuos pasadizos y meandros “interminables” (así al menos desde el punto de vista del deseo, pues escribir y no cesar de escribir, es vivir y no tener que morir: quien escribe no muere, siempre y cuando escriba): espacio donde todo cabe y se acoge, entreverando lenguajes, hablas, y sus disociaciones. Espacio en que, desde una modernidad, el ojo poético permanece abierto a toda posible suscitación, sea ésta un recuerdo que derrocha de pronto el inconsciente, o una figuración nacida de la propia necesidad de invención.
Puedo tomar un poema mío, reciente, y decir que posee densidad, diversidad de lenguaje y de imagen, complejidad de expresión y de contenido, y que participa de lo que gustaría definir como libertad con rigor.
Desde esa libertad con rigor procede mi trabajo: libertad que sucede en el momento mismo de la escritura y rigor que sucede al día siguiente, por la mañana, cuando corrijo y pulo lo escrito el día anterior, también, casi siempre, por la mañana.
El resultado es un poema que revela el momento histórico en que vivo, y ese revelar es inescapable, séase Shakespeare o Amado Nervo. Estamos incrustados en una situación procelosa, auténtico hervidero de suscitaciones, de la que un poeta vivo y atento, puede (y debe) extraer mundos enredados, y a la vez ordenados (desde el inconsciente y desde el oficio y su aprendizaje) (libertad y disciplina: que en el fondo acaban de ser lo mismo): mundos que acogen materiales de acarreo y luminosidades ulteriores. Todo cabe en el poema actual; y a Bach y una de sus maravillosas cantatas lo podemos acompañar, sin que implique una desarmonía, con un guaguancó.
José Kozer
38

DANZA MACABRA
Y ese día, de dónde sale todo eso, la marca de una
cicatriz donde no hubo
herida, en el cuello: tipo
soga del ahorcado que ahí
hubiera hecho su estrago,
y al tipo ese, que soy yo
(si no a qué contarlo) se
lo llevó a la golilla.

Para más inri un divieso tamaño chícharo en la sien
derecha, moquillo cual si
fuésemos gallina, y el
color morado (con lo
que implica) formando
chapones lacustres en
diversos puntos del
territorio (fustigado)
del pellejo: de joven
Onán me divertía, de
vetusto Marsias rige
desde su condición
(se apoya contra un
árbol a la entrada de
la cueva de la Sibila)
de desollado.




José Kozer.


Está bien, hay que morir, de acuerdo, a qué resistir ni
andarse con remilgos ni con
discursos extemporáneos,
¿pero hay que morir entre
hedores? ¿Sabañones,
forúnculos, edemas (el
morado demorado de lo
estancado) el gástrico
rebumbio, la piel del
trasero (en carne viva)
repelada a la hora de
recibir a la Pelona? Dos
alfeñiques, y el bolsillo,
para colmo, asimismo
despellejado (a estas
alturas puedo al menos
darme el lujo de
desentenderme del
capítulo gastos).

Y el tipo ese a la vera del lecho me llama y me llama,
¿se creerá que soy  yo? ¿O
irá a creer que me voy a
creer que él es yo? Ya se
puede sentar a esperar que
me muera, tengo todo el
tiempo del mundo, aquí
quien resbala y se parte
la cadera, triza y queda
hecho mixto, tenedlo
por seguro (y por
garantizado) no he de ser
yo. Mirad, mirad su cara
ahora de espanto, jijó, se
ve que está arratonado,
quiere girar el cuerpo,
salir pitando, pero la
dueña (mayor) de la
Abstracción le impide,
por peteneras, soslayo,
de medio lado o por un
atisbo de la comisura
del ojo, la evasión.
Pirotecnias de la evasión.
Que caiga, qué caray,
que caiga en la inescrutable
red (geométrica) de la
Abstracción: se hinche y
desorbite un instante, sapo
toro, ojos saltones, y
reviente. Un punto de
mal olor, algo así como
a huevo podrido, humor
acuoso, verdusca mancha
de un nombre propio sobre
la baldosa del suelo rojo al
pie del lecho: alga la mancha
de nacimiento se desprenda
de la mejilla (de paso la
mejilla se desprenda) y yo,
rollizo, sin duelo y sin
quebranto, me dé al vuelo,
crepite, un vuelco y empiece
mañana a primera hora de
nuevo con un desayuno de
huevos (dos) estrellados, café
salvadoreño, a la mesa  un 
resto del pan de tizón que
el otro se ha llevado, mero
recordatorio de Eucaristía.
_______J.K._______

SIMIO DE MIL MANERAS


¿Neobarroco yo?
Soy ñeque, güije,
acoy santiaguero
salido del muladar
de algún verso sencillo,
peregrino, sandunguero:
verso nada estrafalario
(en Camajuaní burilado)
qué va, yo neobarroco no.
Ni cuje ni gaje soy
nonato neobarroco
un adán anonadado
de nominar lo nominado:
ya, hola, boj, troj, carcaj,
reloj entrecano, pelón
desmejorado el cabelludo
cuero reluce cráneo, se fue,
lo monto atuendo del oriundo
a lo oriundo ulterior por Dios
a la Calaca chivateado: ñampió.
¿Barroconeo? Qué va.
Pura matadera de tiempo.
Jaque mate darse un mate
con la Muerte: encasquillamiento
puro del en vida estancado de
cabo a rabo (le ronca, la espera):
¿del erial? ¿Del cenagal? Qué
va: estamos a la espera de la
esfera verdadera del Logos
cosido a la herida al costado
de Dios (oval, yo) oye como
voy recocido ladrillo (piramidal)
rendido al pie de la hoz segando
flor parietal de arena.




El mudo beckettiano.

"Chaos can give birth to a dancing star", Novalis.
Un brezo para esta sed pero si no altera este desierto un no sé que con desprecio a Thelonnious Monk con su orgullo negro y su religión del mismo desertor. No vayamos pues a darle farandulera al tono del secuestrado y sus escasos sellos para eternidades aborrecibles. Un bebop para toda la noche.

La timba, la rueca, el delirio de lola puñales por el otro intacto y rezando en su propio baso pequeñito como un pekinés. Ja, la odisea de la juventud muerde el ditirambo en el petate.

Y este poema surrealista (¿?) encontrado en la gaveta tridimensional del neoberraco, por si acaso:

Viendo al reciclador o recogedor de basura del hotel Plaza Belén,
Me acordé de Eunice Odio y sus cuentos-opiniones, de su extraña
inexistencia,  observando con hambre de demonio el suceso acaecido.
Tanto Odio y tanto desprecio a la vez.
El reciclador con gorra de los Meets, come las sobras, y hasta se le puede ir
por el gaznate un condón amarillento.
No me he perdido nada. Lleva comida para la casa y vende un sobre de papitas
cancerígenas.
Esos si sufren, ni agua caliente pueden tomar para el evolutivo estómago  y evitar
las infecciones, ni vitaminas C  que solo La toman los impulsivos de clase media alta.
Sacaron del Hotel otras tres bolsas negras, con migajas del último desayuno de las 10 A.M.
Alcancé a verle en la boca un bizcocho negro, y que viva el Cine Verdad, 50 años.
A Raúl Henao

40

Es un “Special day” aunque las fotos estén gorditas es la madona. El hijo silba como el padre, no es mayor cosa, pero bueno es bonito. Lo del “Bebé de Rosemary” me pareció chistosísimo para un científico de alimentos (Los ojos del seminarista azul): ojos azules, soy un cardo, pero que da risa. Seguimos con nuestro material poético una difícil curva turva tura sobre el humor de velocidades alarmantes, cuando éramos gigantes y conversábamos con los ovnis nos llena de nostalgia (Ñuco y Ñuñi acabadisísima de dormir), traba de 1 a 2 me sale con la suya en repeticiones orgánicas de rumba estrella. Los médiums dejan burla por oh si si.
Eres como la luna del dedo intenso de la piedra de roca en situación tan inoportuna que quema borrándote de nuevo, tirado en un sillón piensa en armar su guión para el Neoberraco en sus años iniciales de rey de décadas. Nada raro que llevaras una vaca a la Habana, solo para adorarla.
Se salvó el párrafo anterior del espantoso monstruoso, nuestras  entremezclas de sardinas en escabeche para siempre. Uno y otro filme uno y otro cajón, la reina Juana más hermosa que nunca.
Vimos el bajilache en zancos rumbo a ninguna parte en aquellas llanuras malditas, y se metía por los ranchos de paja y ladrillo el sueño después de las complacencias del escritor best sellers (Jim Harrison “Regreso a la tierra”) que desvía a “Los habitantes de la noche”.
Dónde hay tanta violencia es difícil universal los detalles que le madrugan a la mujer.

41

CIEN AÑOS DE LA MUERTE DE UN POETA COMO MIGUEL HERNANDEZ NO PUEDEN PASAR INADVERTIDOS, POETA MAYOR, POETA DE LA TIERRA, DE LA LUNA, DEL CUERPO, DEL AMOR Y DE LA LUCHA POR UN MUNDO MENOS HORRIBLE QUE LA ESPAÑA QUE LA GUERRA Y FRANCO HICIERON PEDAZOS. LAS DOS ESPAÑAS, LA SIN NADA Y LA CON TODO, LA DE LOS SEÑORITOS Y LOS PERSONAJES Y LA DEL HAMBRE Y CEBOLLA, HIELO NEGRO NEGRO Y ESCARCHA, GRANDE Y REDONDA. 

POETA AMADO POR NERUDA, RECHAZADO POR LORCA Y SACRIFICADO POR TODOS, INCLUSO POR AQUELLOS QUE, COMO ÉL, CAERÍAN VÍCTIMAS DEL FASCISMO ESPAÑOL. POETA EN MAYÚSCULAS, TAN ALEJADO DE LA FAMA, LOS SALONES, LA IMPORTANCIA, LOS FESTIVALES, LOS FANTOCHES Y LOS FARSANTES, TAN CERCA DEL LODO, EL LIMO, LA CABRA, LA OVEJA, LA LECHE, EL OLIVO, EL VIENTO, EL AGUA, LA LUNA DOBLE DEL PECHO Y EL CORAZON, AMIGO DE SUS AMIGOS Y ENEMIGO DE SUS ENEMIGOS, POETA DE LA GENTE, POETA...

 POETA DE VERDAD, POR NECESIDAD, POR VOCACIÓN, POR IMPOSIBILIDAD DE SER OTRA COSA, A PESAR DEL ARADO, DEL PAN REÑIDO, DEL COSTADO HERIDO Y DE LOS HUESOS DE LA TIERRA, POETA SIN ADORNOS, LEVE Y PROFUNDO, POETA COMO POCOS, QUE HOY HAY QUE LEER CON REVERENTE SILENCIO ENAMORADO, REDIMIENDO A LA VIDA DESATENTA, PERDONANDO A LA MUERTE ENAMORADA.

PIENSO EN SUS OJOS, ABIERTOS EN LA MUERTE, SUS OJOS QUE LOS VERDUGOS NO PUDIERON CERRAR, PIENSO EN SUS OJOS ABIERTOS EN EL MUNDO Y ME DAN NAUSEA LOS OJOS ADOCENADOS DE LOS QUE HOY SE DICEN POETAS Y SOLO SE VEN A SI MISMOS, EN EL IMAGINARIO JUEGO DE LA PROPIA MISERIA MAQUILLADA

JAMAS HIZO DE LA POESIA UN MEDIO, UN TRAMPOLIN, UN PEDESTAL, JAMAS PAGO PARA QUE LE PUBLICARAN UN LIBRO, JAMAS VENDIÓ SU ARTE A LOS SEÑORES Y AMÓ CUANTO PUDO, HASTA QUE EL AMOR DOLIÓ, HASTA QUE HIZO BROTAR ROSAS DE LAS ESPINAS.

42

Un guión en un entramado acabadito de hacer.
Dice la francesita: I li querreo? (exactamente, qué horas son?)
Alfonso Sanchéz comienza a transformarse en ávidos movimientos de actor o de mistagogo, atravesando las manos busca el reloy de la tierra, Tener listo la tarjeta para la guaja.
Clotilde (I le querreo) termina el diálogo que no fue concluyente para la cita de meneo nocturno y pesca: la chica vecina se envenenó con benceno, para quedar en estado de shock por largas horas. Sin dolor? E ahí la pregunta de los 64 millones para la madre. La infinita respuesta que ya sabía la hija.

II

Apenas un síntoma, el Neoberraco del Barroco, apresura Sanchéz, y sus eternos significados estéticos, y que necesita helénicos para la interpretación y neuros para la fórmula del benceno, riquezas de calabozo.

III

I li querreo? (en escena de casting)
Llévate la fórmula de la paella valenciana: aceite (de oliva preferentemente), cebolla blanca picadita, sal, tomates rojos licuados, sepias marinas, paprika (oh, paprika), azafrán picado, pimentón dulce. Caldo de pescado al calderero.
Cuando hierba al aire libre, vienen los 100 gramos de arroz, y luego el rapé. Al final almejas del Cantábrico y, langostinos casi como decoración que le dan su barroco almizclero. No olvidar Las habas judías y el vino moscatel. Uva moscatel.
En el plato los pedacillos de tomate en aceite de oliva, y el corazón de la alcachofa en salsita amarilla (top secret del cocinero valenciano, manejan el aljipí desinteresadamente). Y es que los españoles son grandes anfitriones con sus Tapas, te sacan un platillo como un mago desde la manga de la camisa.
Después te la cascas, muy ufano con la invitación del cantador.




Loli Cienfuegos en Praga

III Parte

43

Reflexión muy ligera como “desnudo de afectos”.
Primero hay un sexo virtual, el voyeur lo mismo, el que lo inventó, porque siempre lo ha habido, las cargas remotas de un mas acá de un devenir cómico. Se procura el celibato en política, filosofía y periodismo, en mística es mentira, que si es muy grande la montaña allí me encierro y si es pequeña como una torre de marfil me quedo bajando las faldas en mi interpretación.
Pero no en arte, “la arqueología de las palabras”, el mortal de la mandrágora, un pase para vivir eternamente. Arte realista versus el ser que piensa mientras medita, las aves frente a la alacena, y en tanto arde la plaza pública; los Guillermos Shakespeares enamorados cortan una línea de los más allá, quien lo creyera, solo para los artistas y para la baronesa bella. Todo se ventila entre amistades, de por medio el jorobado, el testigo de Abraham y el calvinista calvo con el as de oportunismos. Todo para hacer funcionar las utopías.

II

¿Cioran (despapelado) y sus “desfiles de falsos absolutos”, no son ahora los falsos positivos de las nuevas contrarreformas inquisitoriales del derecho romano? Cuando la guerra es por el billete aparece en mi mesita de noche un comentario de María Jaramillo y una conclusión del poeta lusitano sobre la metafísica: “Cioran no habla sino del mundo físico. No cree en la metafísica: el hombre ha derrotado sus esfuerzos y su tiempo en “las mentiras metafísicas”.
“Mira que no hay más metafísica en el mundo que Las chocalatinas” concluyó Fernando Pessoa en “El poeta es un fingidor”.

44

“Prosa del observatorio”
Personas que no ven el arbolito y en plena zona residencial lo cortan con una mirada geotrópica. Qué casinoben! Porque no es por curdas desalentadoras, ese dios Pan, por falta de humanidad talvez lo ven seco y quién le puede determinar su sabia a este impoluto ser huyéndole al temblor de una guerra, si su maja desnuda quedará secuestrada por el adversario. Ella apretadita; hasta la pispirucha “virgen de carmenzote” se deja sentir ante las miradas del “soldado en hinojos”. Acuartelamiento para los que no miran el arbolito que cambia de piel, y que sigan cazando cherdillas en un bosque xilosibínico. Abajo inmensa la loria contra mega con sus olas nepturnales.

45

Lo que poco interesa nos toca a todos, menos uno.
Para aquellos hijos de las nueve musas y media, que escriben en toda su plenitud, siguiendo un plan de contingencia, con estilos y escuelas a veces difíciles de discernir hasta con un pucho en la boca. En el guetto cultural y en compraventas farisaicas, nos parece  indescriptible e insuperables aun en el caso de que llegara a su fin un mito poético por la tecnología de un o ji rasgado.
Porque no importa que el científico y el filósofo político lograran con una de las musas un bello poemario, el poeta de todos los días lo supera en ditirámbos orgánicos y enloquecedores. La tibia y delgada seda de sus pronunciados monólogos. Nietzsche escribió poesía pero nunca (es una exageración válida) superará al César Vallejo de las honduras y empozamientos del alma, con sus validos e inéditos “Poemas Humanos”.
Se acuerda uno de “Simón en el desierto”, el filme de Luis Buñuel, en donde los moralismos, sentado en un pilar, superados por la filosofía materialista, se tientan en su muestrario para su transcendencia cuando una mujer que por estar desnuda (la otrora buena actriz hoy dinosáurica Silvia Pinal) es el diablo, hasta morirnos de risa sin otro contraste que no sea el pecado y la confusión de las lenguas, que el poeta admite entre telones para ser el mejor de los hacedores. Al final la música y la danza unen a los contradictores por un ratico mineralógico.
No hay origen genético para ser poeta ni academias alemanas que den la orden, porque para ser filósofo y no morirse de hambre hay que negar el arte como académico sinvergüenza. No lo digo yo lo testificó Machado de Assis, maestro de autodidactas. El poeta “choice” y arránquele la vela. En “Memorias póstumas de Blas Cubas”, con humor desacerbado. El poeta se adhiere a una posibilidad de vivir, la solitaria, aun a costa de no ser nadie productivo para la sociedad. Llegará a su fin prosaico como el caballo salvaje de pintas negras y blancas (“El llanero solitario”).
El poeta, la poeta maldita por ser judía, como dijo Paz de la Pizarnik: “un producto que no contiene una sola partícula de mentira”. Por algo su doctorado es ser bardo y aedo de leyendas mitológicas. No acierto una al nombrarte AlejANDRA.

46

“Olvídate; al mismo tiempo olvidas tus sufrimientos” Epicuro
(De doble interpretación)(Retando los géneros)(Abriendo nuevas brechas con tomillo)(Morir de viejo, siempre y cuando no veas a tu cama como el abrazo del pato)(De un desengaño se pueden sacar agujas de acero)(Ti lin ti lan, tsunami otra vez)(“Frente a la muerte”: con los huesos hurtados de la fosa común).

A sin B   

Muy aplicable para el rompimiento de parejas. Poco escucha la marmoleja de maquillajes de fauna farandulera. De enredos sentidos lo poquito que hubo de placentero en los 5 minutos o el año inseguro. La conjunción extrema entre huesos y formas y la variedad de gestualidad en el acaso de la salud virginal mantenida por mentes en seco (proyectadas visiones de la orfandad), y el que busca la humedad pa la costa se va. Futuro bien amado.
Sigue la oración de la bruja, despachada, agazapada  en el mismo vacío de la luz.
“Zoila, Zoila, el espíritu que vuela no deja rostros, es la medusa con su control promiscuo”. Que por qué no lo hace, así tal vez vuelva en amistad sin reparos. Amé alguna vez a un “Sabueso Verde”, un “Casanova”, un poeta: “Esta lila se deshoja”.

B sin A

Todo frio ahora sin el ser. Me confundo con el mismísimo alfabeto de la muerte.

47

Otra cosa es la vida contemplativa, ganada por ellas y para ellas. La felicidad de un instante (palabra mal escrita que suscita) penalidades, desprecio y negaciones en donde existe un monstruo de ansiedades con derramamiento de suertes.
Mejor se queda uno con sus pequeñas cosas, el rechazo de un mal momento que se ve venir, la mala escritura que espera ser pulida como el que motila el cabello de su ovejero, OBEJERO,  favorito, y salta el río entre piedras grisáceas con su licor a salvo, Y SU CAUCHERA.
No contemos imágenes cuando el ardiente sol nos invita a meditar en un  desierto por el que se metamorfosean los poderosos que no quieren poder sobre las otras conciencias. Deje el sol y coleccione retratos de lo que no fue y pudo haber sido: que ostentoso artificio; y ahora que cante su tango la imagen negra.
Se  prohíbe la trata de negras (de negros se los verá con el poder revelador de los orígenes), de blancas y de oscuras maneras de utilizar la prosa para un mayorazgo moderno de torturas. “Ojo Octavios Pazes”. Esto último me lo advirtió el Zenita de la mampostería hawaiana.  Pero dele duro a su mármol de Carrara.


Mark Rothko

48

Un experto me dice que en vez del neoberraco vayamos al “Tránsito de las horas” de Álvaro de Campos, para llegar a “La tabaquería”.
Yo digo: Pessoa? Y el gordito de la derecha declara antipatías prologadas por el que no sabe de escrituras yámbicas y todo lo observa con lupa en los lupanares, las callecitas, sí, eso, y se casa en Portugal.
Si va a la ópera sale pinchado. Se olvida tristísimo de su encuentro con la Penélope, la gringuita, la angelita, la pastusita del “callejón de las palabras”,  la uruguaya semidesnuda y judía de libertad, hasta de la dominicana engreída con la de Santurce (la más puta, la más elegante, la mejor actriz, la más derrochadora adivina contra los astros, de reparto), vaya enumeración, si va a la ópera sale pinchado.

Por un caldo de gallina

En esta singladura, los enemigos adversos no quieren saber nada de nietscheísmo, ni de mujeres opiónomas que imiten a Edit (e), la voz de la con- fusión, lombardos en la noche degüellan.

49

UNO

El romanticismo maldito (y reyes como bestias: “animal y nada”).
El Romanticismo Alemán vagó por un desierto de sentimientos encontrados en donde la valoración del arte estaba sujeta al Rey (y sus travestis) que dependiendo de su gusto, calmaban los hambres de artistas por un ratito hasta la mañana siguiente cuando en todos eran Uno con la cruda y el degüello consuetudinario (luego vendría “El artista del hambre” en épocas de abundancia).  En hermosos pergaminos que hoy vemos en la vitrinas de las exposiciones apartaban con luces de detalles a otros hasta morirse de hambre entre el frio y las escasas monedas de las jerarquías menores (el hachazo del toro con las astas)(el poeta visionario  Friedrich Hölderlin , El poeta y la magia, y el otro vate y dramaturgo Friedrich Schiller)…
Cosa bien distinta era en la antigüedad Celta  los poetas que siempre estaban sentados al lado del Rey, evitando guerras inútiles y, eran considerados bardos o conocedores de todas las ciencias, lo que hoy sería el hombre orquesta; poeta, crítico y ensayista, novelista, y hasta presidente, se lee entre líneas de nuevos manifiestos. Roberto Bolaño  el mandatario del futuro (“2666”), chileno que tiene que ver con apariciones y desapariciones. Borges estuvo a punto de morirse hambre y de amor por culpa del fascho de Perón. Lezama Lima en Cuba por culpa del volteado de Castro (una cosa iba a hacer el miliciano y otra le sopló al oído el “Che”).
Pero estamos es con los poetas malditos románticos (los peces mayores, los alemanes), creadores líricos de odas y cantos sin interlocutores en medio de guerras de 100 años, 60 y 20. Salían como locos de sus condados por culpa del oscurantismo católico y calvinista. Para complacencia de Cioran se suicidaban de la manera más vulgar, ahorcándose en su cuarto con una soga, mientras el vecino que no existía se reía de la reina Morón, de su propio instrumento de placer ante un nuevo mandato de tortura.

50

DOS

El otro (o el oro) poeta romántico de origen francés,  la excepción a la desgracia de sus contemporáneos alemanes, Gerard de Nerval. Muchos de sus mejores sonetos fueron  a parar en lo mejor del Surrealismo, veamos el terremoto de asertos de Nerval: “Yo soy el Tenebroso, -el vicioso-, el Sin consuelo, Príncipe de Aquitania de la Torre abolida: Mi única estrella ha muerto, y mi laúd constelado lleva en sí el negro sol de la melancolía”. El sol negro de la locura DEL ARTE.

 Nada nuevo podría salir, después de leer “El Desdichado”, entre el sueño y la invención, de la vieja y destartalada Europa, hoy un museo de postales caras, con cara de inquisición, lo ves y no lo crees. La perversidad que hace de la soledad hábitos de monstruosidad, sin manos arrugadas y milenarias que preparen el pan de los hambrientos. No muy lejos la América en gayumbos, otros la llaman ahora las brasileras.

Nada es del todo revolución, ni la napoleónica, incapaz de reducir a cenizas a la española borbona (con escupideras, ya lo dije, por esa tos heredara y maldita que destruía al esclavo con el contagio por entre las gaitas gallegas).
Podría hasta dedicarte, arrosudo y colorado como estás, un bolero de Félix Reina, el poeta del canto en 1921. “Si lo supieras, te importaría /si te dijera que en mi ya no queda ni luz ni alegría/ que tu recuerdo…..”.

51

Filosofía de la calle de los tintes y mates catalizados.

I

Pasan los recicladores con sus recicladoras, más animales de rapiña que humanos de trato; habría que ver, antes de que el cerebro les falle más rápido que al animal de vuelo.

II

No te había dicho que era poeta, porque me dirías marica. Marica igual a poeta en casi todas Las sociedades superindustrializadas, con su ideología fascista. Y ahora China que no quiere a sus monjes tibetanos por maricas. También claro por la indecencia blanca y amarilla.

III

Estoy feliz porque mi estómago está feliz también por comer papaya. ¿!Y por qué fue prohibida en la Cuba stalinista, digo la fruta gorda de la papaya; por erótica, por parecerse a un pedazo de nalga!?. Los hombres calmos me miran, soy su poeta de la cuadra, osease su maricón.

IV

Sólo como una lombriz, como un radio de onda corta en un rincón, como tus pecados de origen sin redimirlos, por envidia mi amor, por cerrarte a la luz de la filosofía del otro, para ti, animalito, soy un troglodita

V

La mirada del monje budista, la del niño la de la niña que trabajan sin estudio, la del sicótico pidiendo un favor, la del travesti cobrando por sus servicios anticipados, la del cura pedófilo, que no sabe lo que hace porque es un santo, la del desplazado por la violencia confundida con la del lumpen, la del drogo pidiéndote una mano de ayuda para subirse a un bus, la de la arpía leyendo la Biblia luterana, la del perrito salvado de una jauría, la del padre con el premio Gordo de la lotería, la de la madre adventista a su hijo católico dejado o viceversa, la de Ana Gabriel rodeada de feministas, unas lesbianas, las otras amazonas que extirpan el miembro del mal dotado, uno por uno como puercos. Todas me constan.




Charlotte Rampling, 1967.

52

Para la marea alta donde reposaran sus cenizas

Conocí a Jaime Espinel, llamado "barquillo" lejos de su presencia, hace muchos años cuando daba conferencias sobre el Nadaísmo, y yo le cuestionaba esa pasión con la lista de jugadores del DIM, como algo mas importante, por allá en 1980 en el antiguo Museo de Zea.
Me parece que el Nadaísmo con su radicalismo frente a lo godo y católico, no ha dejado de ser una provocación a veces sin sentido sino con inquina, desprecio hasta del otro ahí a su lado pagando hasta Las cuentas remotas. Algo asqueroso si se mira ahora entre los bastidores un poco pesados, aunque no deja de aparecer por ahí un peso gallo, imitando esta altanería. Me gustaba ese delirio de Jaime Espinel que se las sabía todas mientras hubiera un cigarrillo y un aguardiente para cruzar sus piernas y alterar el orden. No deja de ser apasionante su delirio sobre Fotocopio (un tal director de teatro), dando tremendas puntadas, entre aquel Taller de artes que contó con él por su versatilidad como artista y escritor, pero que prefería la esquizofrenia con bohemia a dar pasos de Poder en el teatro del Absurdo, enredado entre las tablas. Claro que queda la duda por lo del escándalo mitomaniaco en el nadaísmo que siempre existió y se va con su muerte.
Fue el más nadaísta dadaísta y artista de los nadaístas, también el mejor cuentista, Fin del Nadaísmo. Por eso sería lo del suplante, lo que él advertía con sus textos inéditos que algo tenían… Para tan distinguido pensador anarquizado; ¿“el segundo” después del Profeta Arango?. El más pluralista que contó con tantos amigos agrupados en otras disciplinas para llegar a ser el huidizo en la conversación genial. Estuvimos en el sepelio en una ceremonia casi pagana, conservando la mudez como homenaje y la risa cursi. Tengo entendido que Eduardo Escobar y Malmgren Restrepo con sus respectivas avaricias nunca lo invitaron a una cerveza aquí ni en Nueva York. Jota Mario era su Papa Pope pipa pero nada. Aleluya.
“Que tu recuerdo es el daño más fuerte que me hago yo misma/por vivir soñando/con tu regreso, arrepentido” (Félix Reina).
 
53

demóstenes IV

haber acertado en la escogencia de locuras
incluyendo el viaje a la muerte, inconcebibles,
seres y silencios no es nada, un ejemplo de vida que suma
o resta a otro.
la fijeza, el aleph, ava gardner, david niven, briggites,

te regalo mis poemas filosóficos, volúmen 3, y si ojeas el libro,
me tocas a mi:
poema jaime 11 (pasodoble entre el argot y el chutes murruñero)
jaime 11, excelente manifiesto neoberraco, lo mismo jaime 12.

demóstenes V

por tiziano nos damos cuenta de que san sebastian fue condenado
por gay;
en otros cuadros es un ser sensual pero macho. sebas el divino
en la corte de moisés en el desierto.
vemos otro lienzo a salomé y la cabeza de juan el bautista.
aquel 1545.

felipe II le exigió a tiziano cuatro cuadros en el mismo año;
parecen borrador y fotografía expresionista, con dos poses diferentes.

su padre, carlos v, fue un jinete de hipódromos difíciles de definir.
aparecía de espectador en otras guerras.

a loli cienfuegos en Montauk

54

las  benevolas  y  las  berracas  en teatralidad  travesti

                                                                              

                                                                                           Los  verdaderos  artistas  revientan  siempre

                                                                   Tadeusz  Kantor






y la mona mona queda
en trepidosa seda telúrica
junto a la baba noctuna del escriba

severidad Sarduy ( la mona en rojo rothko)
errata cromática
la mona dibuja un Duchamp en números binarios

y teje con ella la verdadera,
la sola materia perdurable
de tu episodio sobre la tierra

Ranún Ouiedo




Lorenzo García Vega, León Féix Batista, Jesús Blas Comas, y el dibujo del Mundial de Francia 98, por Gajaka.

55

Demóstenes 6

El hombre falso, bien lo define Borges al final de
“Avatares de la tortuga”. Hace levantar el caos concienzudo,
cuando menos un millón de trompeticas no hacen mucho
ruido. Lo que es grave no tiene comparación.

El que dialoga con su editor, su biógrafo y la estampida de atrás
para adelante o de adelante para adelante, por conchudo
no sabe nada. Y la crítica de que faltan bondades en el escrito.
Todo se resuelve o se diluye “En la terrible hechumbre del que
está hecha de hechiceros”.

II

Enanos en la China, desde hace 12.500 años, cuando
llegaban de las estrellas los extraterrestres, lo mismo
enanos. Cerca del Tibet están las rocas (Dropas) y sus señales.
 “Se agrava lo agradable”, de “Secretos del arte mágico del surrealismo”.

56

Demóstenes 7

Un cinco entre de a dos, me dio la clave de este encuentro
delineado por una comunicación Atlántida, basada en una
Pintura extramítica:
¿Cuándo nace la poesía en usted?
“Cuanda”, la moneda de El zahir. No más que léelo.
Y nada mas puedo leerlo para leer toda la poética
de Jorge Luis Borges entre líneas azores, azures.
Así que tú no me ganas. “El sesgo de tus ojos”.
Y prepárese amiga que en las esquinas por fin
los manifiestos neobarrocos (neoberracos) con corte negra,
y los neoverracos con anemia tropical vomitan su cerdo.

Cuando tiene que ser la negramenta (palabra inventada
por algún heredero de la corte católica de Isabel)… No
más erizudo que en Cartagena sin indias, nigromantes.

II

Sí, claro, Jaime
(No dejo de echarle cabeza al timbre, por donde viene
el viejo Vermeer, para salirnos de la rutina del miedo, y
que cuelgue su cuadro 42; pero es miedo encendido de una
y media de noche).

Soy un tarteside, mi familia perdió la brújula y vino a caer
en Santo Domingo, donando todo para la catedral vencida;
habían muerto los esclavos arrojados por un fuerte temblor.
No lo dijo don Tomás (liberal y godo) (que apostasía) Carrasquilla:
la Diosa púsole delante un apolíneo.

57

I

Carlos Bedoya dijo..

"Si me toca irme al infierno, lo haré tocando piano"

II
A la derecha se entra pero es mejor no entrar; haber, veo la puerta y con estilo entro por la izquierda y me doy contra un closett.
Eso me recuerda una escena cuando niña; pasó que mi tía me ponía a dormir en una pieza de atrás y Salí corriendo con las cobijas y me di contra una pared y me caí. Todas las tías son así. Todas las tías son iguales.


Lorenzo, Batista, Comas, Alonso.


Adenda: 

Colaboraron en este Manifiesto;  

Jesús Blas Comas, Gabriel Jaime Caro (Gajaka), 
José Kozer, Carlos Enrique Ortiz, 

Santiago (Pulgarín) Mejía, Ranún Oquiedo,
León Félix Batista, Noel Jardines, 

Julius, Gabriel del Casal,

Loli Cienfuegos.

1910-11-12-13.14.

***********